2013004. Del Telecentro al Geypermán. El movimiento MAKER y DIY.

Geyperman

 Hace ya 8 años participé en la elaboración de un estudio sobre  telecentros para la Diputación de Tarragona. El objetivo era estudiar qué nuevos usos y modelos de negocio podían prolongar la agonía de estos centros cuando la mayor parte de la ciudadanía accedía ya a internet desde sus casas. Todavía hoy parece que el debate sigue vivo, como sugiere Amalio Rey en su reciente post. Los telecentros -nos vendían por entonces- debían ser herramientas de empoderamiento digital, la solución a todos los problemas del momento: superar la brecha digital, crear ocupación, facilitar la relación intergeneracional, y en definitiva generar mayor competitividad y cohesión social, todo ello acompañado y engrasado por generosas subvenciones FEDER con las que consultoras y constructoras hicieron su agosto.

Me ha surgido recientemente la oportunidad de participar en la definición de un proyecto relacionado con los FABLAB o centros de fabricación digital en Barcelona. FabLab es un experimento que se inició en el MIT hacia el año 2000 y que se ha ido extendiendo por todo el mundo de manera vertiginosa bajo diferentes modelos de negocio y operación. La incursión en el mundo FabLab me ha llevado a descubrir una rica comunidad de MAKERs y el movimiento del Do It Yourself (DIY) bien explicado en este artículo de la emprendedora Brit Morin en el HuffUno de los aspectos más interesantes es el parecido -especialmente cuando entra en juego la administración- con la apuesta por los telecentros de hace unos años. Probad ahora a releer el artículo de Amalio Rey substituyendo Telecentro por Centro de Fabricación Digital o FabLab, y veréis cuán familiar os resulta. ¿Los mismos retos, las mismas promesas? Será el movimiento MAKEr y el “ponga un fablab en su barrio o pueblo” una nueva burbuja como la .com y la más actual  .emprendedor?  Continua llegint

2013002. Moqueta reciclable en el zoológico de Londres. E2P.

fishing netLa empresa INTERFACEFLOR fabrica y vende moquetas, y es conocida por ser una referencia la integración de la sostenibilidad como propuesta de valor desde hacer más de 30 años. Escribí sobre ella y sobre cómo convertir el problema ambiental que generan las moquetas en una oportunidad  en este post. Hoy he descubierto un proyecto interesante que lleva más allá el concepto de integración de la sostenibilidad en la estrategia empresarial,  y como casi siempre (excepto en caso de pataleta) escribo para aprender, para no olvidar y para compartir material didáctico. Planteaba por entonces cuatro alternativas para solventar este problema ambiental: Continua llegint

2009039. Del apagón analógico al apagón definitivo

tdt_altaHace unos meses que quería escribir sobre el apagón analógico y la campaña de comunicación con la que nos han bombardeado día y noche por activa y por pasiva. En Catalunya la campaña emitía el mensaje La TDT ha arribat a casa teva. Connecta’t a la TDT (la TDT ha llegado a tu casa, conéctate a la TDT).

He estado buscando infructuosamente el coste de esta campaña y no he conseguido encontrarlo. Como referencia puedo tomar la de la campaña hermana de Illes Balears, que ha tenido un coste de  186.000€ según Europa Press. Mucho me temo que en Catalunya se puede fácilmente quintupilcar esta cifra.

Seguramente no estaréis de acuerdo conmigo, pero la primera vez que vi el anuncio “a todo vagón” en un tren de los FGC (de la Generalitat) pensé: qué despilfarro!! Realmente es necesario?

Pensando en clave social tal vez tenga sentido; todas aquellas personas que van “tecnológicamente” despistadas podrían haberse quedado unos días sin emisión a partir del apagón, lo cual visto el elevado grado de calidad de la programación pública y privada no deja de ser un drama. Hubiésemos recuperado el sano ejercicio de ir a ver la tele a casa del familiar o amigo avispado o potentado que ya hubiese realizado la adaptación.

Por otro lado aquellas que son tecnológicamente avanzadas y ven la “tele” en internet no se habrán molestado en adaptar su equipo, es más, probablemente habrán aprovechado para deshacerse de él ganando un precioso espacio en la librería de la sala.

Como podéis suponer soy poco consumidor de la televisión, y creo que lo que más me molestó fue que la administración pública dilapidase (desde mi punto de vista) recursos en lo que me parecía era fomentar su uso. Tal vez una campaña con la misma intensidad que indujese al abandono de esta práctica poco edificante adoptando otras más sanas como el reciclaje, la lectura, o el uso de transporte público, hubiese sido más adecuada. Francamente, me hubiese gustado y sorprendido que la campaña hubese incluído unos segundos dedicados a explicar qué hacer y qué no hacercon el aparato antiguo en caso de cambiarlo.

No recuerdo que la Generalitat lanzase una potente campaña de comunicación cuando el CD sustituyó al vinilo, los VHS-Beta se quedaron obsoletos y entró el DVD, o ahora que éste se está extinguiendo en favor del streaming y la descarga.

Por qué la TV es diferente? No es acaso un soporte? O tal vez la razón sea que en este caso es la administración la que obliga al usuario al cambio y para que este no se pueda quejar le informa por activa y por pasiva de lo que le espera si no se adapta (pagando, claro)?