2014034. Los primeros pasos de Marcel, consultor socioemocional

MAruja Fernandez como Elena FrancisDe pequeño Marcel se pasaba las tardes escuchando el consultorio de Elena Francis, un programa radiofónico que se emitió durante la posguerra española. Aunque también trataba temas domésticos, lo que más interesaba al público eran las preguntas relacionadas con amores y desamores. Aquellas cartas del estilo “Querida Elena Francis, me he enamorado de un hombre pero es doce años menor que yo. Qué debo hacer? Una amiga…” quedaron grabadas a fuego en el imaginario de Marcel aunque por entonces no podía sospechar lo mucho que significarían en su carrera profesional.
Continua llegint

Anuncis

2014005. Tres líneas de investigación en robótica – Hablar por hablar

Foto Perseverància LosantosEn estos últimos días de invierno le estoy dando vueltas a una línea de investigación en robótica. Es sin duda hablar por hablar porque nadie en su sano juicio recuperaría su carrera investigadora 15 años después de abandonarla y porque el sistema no valora que tengas 15 años de experiencia profesional ajena a la investigación. Pero llega una edad en la vida (me quedan 40 años según la esperanza de vida del hombre mediterráneo medio) en que vale la pena plantearse estos temas. Continua llegint

2010019. ¿Mejor pequeñas y emprendedoras? Ánimo, @juleniturbe

Uno de mis entretenimientos preferidos es establecer relaciones entre las diferentes entradas que voy coleccionando. Estos días han caído en mis manos dos documentos de diferente extensión ciertamente interesantes, y una propuesta de proyecto final de carrera PFC que me lleva a descubrir a la empresa Techideas.

El primero, el post-pataleta escatológica de Julen Iturbe sobre el gigantismo empresarial que, además de hacerme reir, me ha llevado a pensar sobre la importancia de las pequeñas cosas y nuestra obsesión por el crecimiento. Nos dice Julen que las empresas crecen y se fusionan, y los empleados acaban siendo un número prescindible. Estamos reproduciendo el esquema de la metrópolis, donde nadie se conoce ni se cuida del prójimo, en la empresa. Estructuras jerárquicas con múltiples departamentos que capan la iniciativa personal, no lugares donde perder la vida por un plato de lentejas. Julen acaba renunciando al sistema fagocitador, al menos por un día.

El segundo es un documento de NEF -fundación que sigo hace cierto tiempo- que propone algunos atajos innovadores, sin duda mucho más innovadores que la reforma laboral en ciernes, para lidiar con la triple crisis que nos azota. El texto de NEF se titula “The art of Rapid Transition, How to thrive in times of crisis” y os lo podéis descargar también en abierto (ah, qué gran cosa esta para las economías precarias sedientas de conocimiento). Nos habla entre otros casos de la experiencia de Cuba (sí, sí, Cuba, esto ya me huele a comunistas alternativos) y explica cómo a partir de la caída de la URSS la isla se las tuvo que ingeniar para reconvertir su sistema de alimentación prescindiendo de abonos químicos y transporte, y cómo este cambio derivó en mejoras en salud y en emprendimiento mediante la parcelación -nunca mejor dicho- de responsabilidades sobre los huertos ciudadanos.

El tercero, el PFC de la UPC, es el estudio de innovación que ha realizado Manu Arjó en la empresa Techideas sobre SIRONTA, un entorno gratuito colaborativo (P2P collaborative tool used for exchanging, creating and editing documents that require teamwork) ciertamente atractivo desarrollado aquí mismo, en la vieja Barcelona. Techideas tiene un sentido de la responsabilidad social y del openness que bien podría formar parte de los 20 casos de economía abierta estudiados por MIK i EOI.

Qué tienen en común los tres elementos? Desde Cuba nos dicen que lo que hizo el gobierno cubano fue pedir a la población que fuese el máximo de autosuficiente respecto de la alimentación. Que cada individuo, cada empresa, cada cbarrio, cultivase un pedazo de tierra en la ciudad o en el campo, y se hiciese responsable del mismo, y que sus ingresos y su propia vida podrían depender de su producción, y no de la ayuda del Estado. Las grandes extensiones de cultivo se trocearon y repartieron ya que tampoco había combustible para trabajarlas ni para repartir la cosecha a toda la isla, y se fomentó el consumo local. En una palabra, se descentralizó y se delegaron responsabilidades, lo que fomentó el emprendimiento en gestión económica y técnica y la innovación unipersonal abierta.

Desde Techideas se nos ofrece un modelo empresarial basado en la imitación de la naturaleza y de las Scale Free Networks como elementos robustos y eficiente de gestión de ecosistemas. Como en el caso anterior y como nos enseña la naturaleza, una miríada de pequeñas empresas conectadas realizando trabajo colaborativo son más eficientes que una sola empresa grande, siempre que sean capaces de cooperar tanto en el conocimiento como en los proyectos de inversión. Para ello Techideas ha desarrollado SIRONTA y lo ofrece en su versión básica con licencia gratuita.

Por tanto, Julen, un poco de esperanza respecto al futuro. Cierto es, las grandes empresas deshumanizadas tienen algunas pegas, pero también algunas ventajas si sabemos combinar el micro y el macro. El Grameen Bank es el banco de microcréditos formado por millones de accionistas que hace más de 20 años está transformando el mundo. Danone sería una de esas grandes empresas un tanto deshumanizadas vendidas a los accionistas. La unión de ambas iniciativas mediante el Grameen Creative Lab (otro caso para MIK-OBEA) permite el desarrollo de  proyectos de social business como el Grameen Danone que transforman el mundo sin renunciar a lo bueno de cada instrumento socioeconómico que hemos desarrollado desde hace 40.000 años, muy lejos todavía de los 4.500 millones de años de evolución de Gaia.

2009035. Actualización del movimiento de “Science Shops”

tercerapistabcnDurante los años 80 se crearon en algunos países europeos unas entidades vinculadas a la universidad llamadas science shops. Estas estructuras pretendían dar respuesta a demandas de la sociedad civil a través de la investigación de la univ ersidad. Lo que queda de aquel movimiento se ha refugiado en la red Living Knowledge, donde podéis encontrar abundante documentación sobre sus funciones y el porqué de su extinción.

Podría ser interesante reformular estas instituciones en el marco actual de I+D que ha cambiado sustancialmente, al menos en España desde los años 80. Para empezar existe un apoyo consistente y contínuo a las políticas de difusión y divulgación de la ciencia motivada en gran parte para paliar la escasez de vocaciones científicas.

Por otro lado, se han consolidado estructuras de transferencia de conocimiento más allá de la clásica OTRI como oficinas de apoyo a la creación de empresa, licencia de patentes, mecenazgo, participación de la propia universidad en el capital de las spin-off… En todo caso estas estructuras (dejando de lado las dedicadas a la cooperación ONG) están muy orientadas al mercado, y poco a la sociedad.

Sería muy descabellado pensar en una entidad dedicada a resolver los problemas de la sociedad civil desde la universidad en este nuevo marco?

Una primera mejora sería (para no repetir errores) la autofinanciación con fondos públicos competitivos. Por un lado, como herramienta de difusión de la ciencia qué mejor difusión de su utilidad que la resolución de problemas reales? Por otro la participación en proyectos de investigación competitivos en cooperación con las universidades.

De la gobernanza, el modelo que creo ideal sería el de una entidad independiente de las universidades pero participada por ellas en el marco de la nueva LEC, con un pequeño porcentaje de cada una. La figura de cooperativa sin ánimo de lucro sería interesante a tal efecto.

Una tercera mejora sería poder contar también con el mecenazgo de la I+D que hasta ahora no contaban con beneficios fiscales pero que sí lo harán en un futuro no muy lejano si las palabras de la ministra Garmenda son ciertas.

Para captar proyectos y colaboradores seguiria un modelo más abierto, a través de un canal social, aplicando estrategia 2.0 no sólo a la tecnología. En este punto también se ha avanzado radicalmente en los últimos 30 años. Estos proyectos podrían ser considerados como parte del curriculum de los estudiantes y convertirse en fuente de casos reales sobre los que investigar con la participación de la ciudadanía, como vimos en este post.

Otros ejemplos podrían ser el de la planificación urbana (por ejemplo la definición de una tecnópolis que deja fuera a los habitantes de toda la vida), la construcción de una nueva pista de aeropuerto (que deja sordos a los habitantes de toda la vida) o la instalación de velocidad variable, por citar tres ejemplos reales y próximos. En todos los casos se puede hacer buena investigación contando con el apoyo de la sociedad civil. La “Science Shop” sería un partner más del proyecto que actuaría de intermediario y buscaría financiación para que ambas partes tuviesen un resultado satisfactorio.

Cómo lo veis? Alguna crítica o sugerencia?

2009033. Twitter y transporte: canal 2.0, uso 1.0

FCC_neutral_headerHace unos días posteé sobre la utilización de twitter como herramienta para favorecer la movilidad de la ciudadanía. Lo hice apostando por un modelo en que los propios usuarios fuesen quienes a través de twitter hiciesen llegar a las personas suscritas a @transportBCN un aviso sobre incidencias.

He googleado algo en la web y no he encontrado referencias parecidas. Sí he encontrado la utilización de twitter como si fuese un sms, pero no como herramienta red 2.0, lo cual me alegra y me entristrece ya que demuestra que algunas organizaciones se inician en twitter, pero su utilización no es todo lo innovadora que pudiera ser por desconocimiento o por miedo al cliente/usuario.

El primer caso lo encuentro a través de este post del blog de administraciones en red. Se trata de la iniciativa del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, que informa a la ciudadanía de incidencias y restricciones a la circulación por obras,.. Se trata en todo caso de tráfico rodado, y parece -por lo que veo en twitter– unidreccional.

El segundo caso procede de promediablog, con su subtítulo “How to Make Money on the Internet using WordPress” que lo dice todo. En este post explica como la empresa First Capital Connect que explota una línea de ferrocarril informa a sus viajeros commuters a través de un usuario twitter, @FirstCC.

Algunos apuntes que me parecen interesantes al respecto:

1. Las organizaciones disponen con Twitter de una herramienta simple para medir el éxito de un nuevo servicio drigido a la ciudadanía o clientes. Simplemente contando el nombre de followers del canal de twitter puede saber si alguien lo utiliza. Es el primer paso, la estadística no revela si el servicio es satisfactorio, pero cualitativamente se puede saber por la expansión viral del canal y su evolución temporal.

2.En los dos casos se utiliza twitter omo si fuese un sms. Un canal unidireccional que no favorece que el usuario participe en el proceso de detección de averías o incidencias. En el caso de reportar incidencias futuras y previstas (obras o cambios en el horario) seguramente es más fiable el servicio de información propio, pero en el caso de incidencias puntuales (avería del tren, atasco,..) la aportación de información por parte de los usuarios (prosumidores en este caso) es mucho más ràpida.

3. La duda que me asalta es si no utilizan twitter “correctamente” por desconocimiento (lo dudo) o bien por miedo a que a base de RT se les pueda escapar de las manos un servicio pensado para facilitarles la vida. Imaginemos por ejemplo el caso que hemos vivido en BCN este último año, en que los pasajeros se organizaban para parar un tren bajando a la vía para denunciar su mala gestión. Podrían perfectamente organizarse a través de este canal.

2009031. Más sobre contaminación, participación social y arquitectura de la innovación

intheairComentaba en este post cómo la ciudadanía podía participar en la denuncia de actividades poco éticas de ciertas empresas y de la administración. Ponía como ejemplo el caso de la detección de episodios de emisiones de compuestos orgánicos volátiles y de las vicisitudes del LCMA, un grupo de investigación de la UPC.

Durante los últimos días he encontrado algunas referencias más sobre el tema de las emisiones y el control de la polución por parte de la ciudadanía. La primera sería este post de ReadWriteWeb que nos introduce la tecnología de la empresa Sensaris.

“The miniature wrist worn solution provided by Sensaris leverages geolocation chips ) wearable devices and mobile technologies. Such sensors transform mobile phones into measurement instruments using Bluetooth communication”.

“Whether used by pedestrians or cyclists, the sensors provide noise and ozone levels in real time over the Internet and web based visualization (mashups). Our Senspod technology forms the basis for innovative citizen centric services. We look forward to helping other cities use it for their own community action and urban life quality improvement plans.”

La segunda historia relacionada es el fantástico (por las personas implicadas y el concepto) proyecto intheair que ofrece una plataforma gráfica en la que se visualiza el grado de contaminación de la ciudad de Madrid.

In the Air is a visualization project which aims to make visible the microscopic and invisible agents of Madrid´s air (gases, particles, pollen, diseases, etc), to see how they perform, react and interact with the rest of the city. The visualization tool is a web-based dynamic model which builds up the space the components generate, where through data crossing behavior patterns emerge. The results of these data feed a physical prototype of what we have called a “diffuse façade”, a massive indicator of the air´s components through a changing cloud, blurring architecture with the atmosphere it has invaded and mediating the activity of the participants it envelops.

Aunque los tres ejemplos (el del post del otro día y estos dos) no tengan nada que ver podrían fácilmente establecer sinergias entre ellos. El primero aportaría la metodología científica en el ámbito de la química orgánica; el segundo, la entrada en Europa a través de la iniciativa living labs y de un socio con experiencia en proyectos europeos; y el tercero, la herramienta de visualización.

Sería este parte del trabajo de un “arquitecto de la innovación?”. Establecer redes, contactos, relaciones que culminen en ideas de proyectos, buscar recursos y ponerlos en marcha? (ejecutarlos no es demasiado compatible con la necesaria creatividad de la primera fase, según nos dice la gente de Emotools).

Air pollution is one of the number one factors that affect our quality of life and health. Currently, pollutants are measured at different stations in a city and that data is aggregated to a single number (the air quality index) and published once a day on a website. There is not enough data that gets gathered to evaluate air quality in a given neighborhood and that data is hard to find. Now a European company called Sensaris is using Bluetooth wireless sensors, used in combination with mobile phones, that allow citizens to monitor and report air and sound quality data.

2009015. Innovacion sincronizada y el puente de Tacoma Narrows

fall7bSiguiendo mi incursión en los sistemas de innovación he hablado ya en otros posts de -más allá de la innovación por necesidad- impulsar la innovación estratégica o vocacional en las empresas. Creo sin embargo que hay un tema del que no he leído ni oigo hablar demasiado, y es la sincronía del sistema de innovación, cómo llegar a la resonancia del sistema

Mi punto de partida es el siguiente: todo sistema compuesto por diferentes elementos necesita un acoplamiento entre los mismos para llegar a optimizar su rendimiento. Es condición necesaria pero no suficiente la existencia de las partes. Qué consecuencias tiene que estos diferentes elementos -incluyendo la administración- entiendan por innovación diferentes conceptos? Qué pasa si dejamos de lado alguna parte del sistema como por ejemplo la innovación social o el fomento de la educación en innovación en las escuelas?

Está muy estudiada la curva de difusión de la innovación, pero tal taz no tanto la relación entre los elementos. En un primer momento del sistema de innovación aparecen organizaciones con capacidad innovadora y los diferentes elementos que van conformando el sistema, desde el capital a los generadores de conocimiento pasando por las personas emprendedoras (el caso de Silicon Valley está descrito por ejemplo en el libro de Tapan Munroe ” La Ecología de la Innovación”). Pero dejemos de lado el caso del Valley y centrémonos en la realidad más cercana.

Siempre hubo empresas innovadoras dotadas de liderazgo, y las que no se quedaron por el camino. Lo que no se había predicado era la innovación sistemática como proceso estratégico de la empresa, era una actitud innata. Es estos últimos 10 años se han publicado manuales, guías y estudios varios sobre este tema y el resultado es que un ínfimo porcentaje de empresas españolas apliquen la innovación a su estrategia de negocio o que apliquen la estrategia a su política de innovación. Pero algo es algo.

Tenemos también emprendedores, redes de capital, parques científicos, centros de investigación, algo de talento, organizaciones intermedias o intermediarias … pero seguimos sin despegar, como demuestran claramente los indicadores de EIS 2008 (felicidades Euskadi, por cierto, con sana envidia). Dos cosas fallan. La adopción de conocimiento e inversión por parte de las empresas, y la cultura de la innovación que permita la cooperación. Otra interpretación de la explicación puede estar en la falta de sincronía del sistema, como se describe en el siempre interesante blog de Thought in Euskadi,  en concreto en este post sobre la Innovación Desincronizada que explica la opinión de Daniel Innerarity.

Cuál debe ser la función de transferencia del sistema de innovación? Cómo podemos establecer su frecuencia de resonancia? . Sería fantástico (o no?) que identificásemos los elementos clave (el ADN de la innovación) y cómo se expresa éste en cada sociedad para conseguir la máxima productividad en todos los ámbitos. Como en el caso del puente de Tacoma ((Por cierto, no os perdáis el video de la caída del puente de Tacoma Narrows),  tal vez lo que andamos buscando sea conseguir la máxima ligereza del puente, el mínimo coste de construcción y la máxima capacidad de transporte sin comprometer su existencia futura. No es a esto a lo que llamamos sostenibilidad?