2014027. Tres alternativas tecnológicas ante el expolio del sistema sanitario

Finger reader MITLas empresas con una misión más “social” suelen quedar al margen de los desarrollos tecnológicos y de la investigación. Los costes y el desinterés del capital por estas empresas de rédito escaso dificultan la adopción de estos avances. Afortunadamente hay organizaciones y personas capaces de combinar el valor social con la aplicación de tecnología mediante la articulación de lógicas de negocio que permiten un acceso universal a los beneficios que esta conlleva. En este post anterior trabajamos el caso de Enabling the future con las prótesis de bajo coste (100€ contra 15.000€) y el diseño en abierto. Veamos ahora tres casos más: SocialDiabetes, el fármaco CD27 para la Malaria y el Chagas, y FingerReader:

Continua llegint

Anuncis

2014013. MakerBot se cierra, Tesla se abre. Estrategias de “Engagement” emocional

occupy_thingiverseLeyendo el blog de Enrique Dans siempre se aprende algo. Es una persona que se moja y crea opinión y debate, lo que es de agradecer en estos tiempos de retuiteo y falta de reflexión. Hace unos días Enrique comentaba la posibilidad de que el fabricante de vehículos eléctricos Tesla Motors “abriera” su cartera de patentes. A fecha de hoy, 13 de junio de 2014,  la empresa acaba de sentar un precedente diría que histórico sobre el uso de la propiedad intelectual, y un espaldarazo a la cada día más numerosa comunidad open source.

Continua llegint

2009040. Celíaquía y derechos de autor

webIMG_celiacs aliments copiaTal vez os hayáis fijado en que las personas intolerantes al gluten y familiares van a comprar (al menos los primeros meses) con un misterioso libro en la mano. Este libro contiene información sobre los productos libres de gluten y sus productores a partir de los datos enviados por las empresas de forma voluntaria. Para acceder al librito de marras es OBLIGATORIO hacerse socio de la asociación, unos 60€ anuales.

Obviamente la asociación (en este caso la catalana SMAP, que lleva 30 años trabajando por las personas con intolerancia al gluten) realiza muchas otras acciones: sensibilización, lobby, campañas en restaurantes y comercios, trabajo con escuelas y cáterings, congresos científicos,… Y gracias a las personas que colaboran en ella el entorno de los celíacos ha mejorado sensiblemente en los últimos 30 años.

A pesar de esta importante labor, tener que pagar por una información que es vital para la alimentación de la persona celíaca me parece poco menos que aberrante. La alimentación es la medicina de las personas con intolerancia al gluten, y tendría que ser el propio Estado quien asumiese el coste de elaborar estos listados y hacerlos públicos.

Qué pasa si alguien con pocos recursos económicos es diagnosticado con la intolerancia? Si no dispone de 60€ al año para acceder a la información, no puede hacerlo? No es suficiente carga financiera comprar la harina para hacer el pan a 8€/kg cuando la harina “normal” de trigo se vende a 0,5€/kg? No pedimos que se subvencione a las personas celíacas como se hace en muchos países, pero encima tener que pagar para que una asociación luche por los derechos de estas personas y edite las listas de productos libres de gluten es el colmo!

Afortunadamente se está trabajando en dos direcciones. Por un lado con la nueva ley de etiquetado -ley que nace ya corta de miras- que obligará a los fabricantes a declarar el contenido en gluten de sus productos en la mayoría de casos.  Dentro de pocos meses no será necesaria la guía, esperemos y confiemos en la buena fe de los productores. Alguien velará por su cumplimiento?

Por otro lado podemos actuar -y de ahí el título- difundiendo vía internet las listas que crea la asociación. Sería piratería? No es un material creado por unos autores (recopilado, mejor) y comprado por mi? La infomación no se pierde, simplemente se duplica. Tengo mis dudas ya que la creo que la mayoría de celíacos pertenece a la asociación por la guía, y no sé cuántas personas pagarían si la guía fuese gratuita. Y insisto, las asociaciones de celíacos realizan otras importantes acciones pero su fuente de ingresos no puede ser una subscripción a una guía de consulta obligada.

Por tanto, creéis ético difundir esta guía y acabar con el monopolio de una SGAE encubierta cuando nos referimos a la guía de productos sin gluten? Qué pensáis?

2009023. ¿Puede o debe innovar una librería?

book_atm03Trabajamos hace unos días en el curso sobre innovación para micropimes en Berga el caso de la màquina de imprimir libros (aquí otro vídeo) de On Demand Books.

En el primer ejercicio debíamos estudiar los cambios en los que el propietario de una librería debería o podría pensar a partir de la aparición de este artefacto. Nos costó (y hablo en plural porque yo también aprendo de los cursos) entrar al trapo pero tras algo de calentamiento empezaron las primeras reflexiones:

  • El librero o librera instalarán la máquina y prescindirán del stock de libros.
  • La librería tendrá pantallas táctiles que irán reproduciendo portadas de libros siguiendo diferentes clasificaciones:
    • Por ejemplares más vendidos en España, Catalunya, la ciudad, la librería
    • Por intereses de las distribuidoras
    • Por acuerdos con prescriptores tipo Amazon o blogs de críticos literarios
  • Las pantallas ofrecerán también la posibilidad de “oír” extractos de los libros.
  • El precio de los libros será uno si se lo llevan en el pen drive o se lo envían por e-mail o bien si se lo imprimen.
  • El formato digital permetiría ampliar el concepto de socio de la librería (fidelización), para los cuales se podrían ofrecer diferentes servicios:
    • Acceso a un catálogo de libros descatalogados (este concepto tiende a desaparecer)
    • Creación de un club de lectura, blogs de los socios, crítica de libros online
    • Recepción de ofertas, novedades, avances,…
    • Posibilidad de encargar libros en TAPA DURA (que se convierten en objetos de lujo)
  • Compra de libros y distribución el mismo día en casa o donde se prefiera, una vez impresos.
  • Impresión de libros de elaboración propia en pocas unidades, lo que ya se puede hacer en lulu.

Y lo más importante, la recuperación del oficio de librero/a, persona que conoce el contenido de los libros, los recomienda, asesora a los clientes, dinamiza una comunidad de lectores,… Una librería será una pasión de una persona, no se necesitará más, ni muchos metros cuadrados. Ni tan siquiera espacio para una máquina. Las propias imprentas locales o las copisterías pueden colaborar con las librerías beneficiándose ambos negocios.

En el segundo ejercicio teníamos que comparar de lo que pasó con videos y discos y su posible aplicación a este caso…. La evolución era clara. El conocimiento “encapsulado” en un soporte físico toma el valor real. Como en su día lo fueron el disco de vinilo, el VHS o el DVD. El soporte pierde valor y también la industria del “soporte”. Gana la industria del conocimiento (creador o “librero”), no la fábrica de soportes que intenta mantener su monopolio con medidas proteccionistas condenadas a la extinción.

2009020. Universidad y SGAE

david-wiley-2Gracias a @Dreig en twitter y a su Caparazón he leído este interesante artículo de David Wiley que me da que pensar. 

En esta sociedad red/del conocimiento en que nos adentramos el conocimiento se convierte en commodity por el coste casi nulo a su acceso. El valor no está en el propio conocimiento sino en la combinación e hibridación del mismo, en ponerlo a trabajar y extraer algo positivo de él, como antiguamente se podía hacer con el capital, inviertiendo con él (y no en él). 

Dice Wiley en el artículo:

America’s colleges and universities, says Wiley, have been acting as if what they offer — access to educational materials, a venue for socializing, the awarding of a credential — can’t be obtained anywhere else. By and large, campus-based universities haven’t been innovative, he says, because they’ve been a monopoly. But Google, Facebook, free online access to university lectures, after-hours institutions (…), and virtual institutions (…) have changed that. Many of today’s students, he says, aren’t satisfied with the old model that expects them to go to a lecture hall at a prescribed time and sit still while a professor talks for an hour.

Comenta como curiosidad que los mismos que se oponen a adaptar las clases a la era de internet son los que se oponían a la utilización de los bolígrafos, de las pizarras y las tizas, calculadors y lápices. Mi madre siempre me comenta lo que sufrió con el tintero y la plumilla, y no tengo claro el beneficio que sacó de este ímprobo esfuerzo.

No sé si el profesorado universitario será capaz de adaptarse al cambio o tendremos que esperar a una nueva jubilación. Lo que yo constato es que estamos muy pero que muy lejos de la universidad 2.0, de que la institución sea capaz no ya de colgar el material docente en abierto (algunas ya lo hacen) sino de grabar las clases y colgarlas en youtube de manera sistemática y que contestasen preguntas en blogs abiertos a todo el que quisiera? Cuál sería el modelo de negocio adecuado en este caso? Que los estudiantes pagasen por acceder a los exámenes? La universidad mantiene el monopolio gracias a los títulos profesionales, especialmente relacionados con la contratación por parte de la administración. A la empresa, mientras se demuestre el conocimiento, le es -o le debiera ser-  irrelevante la titulitis.

A la universidad tal vez le suceda algo parecido a lo que le ocurre a la SGAE, que intenta proteger a los intermediarios entre los creadores de conocimiento y los consumidores. Si el profesorado se limita a repetir conocimiento existente no aportará nada, y el “cliente” se limitará a formarse de fuentes gratuitas. Las atribuciones profesionales frenarán esta evolución, pero alguien debería poner remedio o adaptar el modelo. No os perdáis este post de Enrique Dans sobre la SGAE; podréis estar o no de acuerdo, pero mete el dedo en la llaga de manera lacerante.

2008013. Más sobre TT, los impuestos y la propiedad de IPR

Leo en USA Today una interesante entrevista a CEO Rich Templeton de Texas Instruments sobre la tranferencia de tecnología y cómo esta empresa colabora con la universidad, así como algunas opiniones sobre China, India, etc… Destaco este párrafo:

Q: When universities make a lot of money licensing patents, isn’t there a danger that they will focus only on blockbuster ideas with commercial applications at the expense of fundamental research that produces no revenue?

A: A greater loss would be the competitive advantage we have in this country, great research universities. I really don’t think this is an issue. Universities tend to be pretty independent. Go spend time at a roundtable with researchers, Ph.D.s and Ph.D. students. These are pretty independent-minded people, to say the least. It’s not commercially driven, at least not what I’ve seen. That creativity and independence is strong and healthy.

aunque no estoy muy convencido de que esta evolución sea la que observo en España. De hecho, el motivo de este posts no es la entrevista en sí sino los comentarios a la misma. Me resulta interesante destacar el siguiente:

xcon wrote: 5/19/2008 3:56:37 PM

Citizen Anon wrote is right on the money;

‘ This is just another way corporations, large foreigner owned or controlled businesses (which “american” companies are not these days) are simply funnelling tax payer dollars into their individual wallets. They pitch this propaganda to the American public and give some stipend snifle back to appease us, while they walk away with the huge majority of wealth… the public should benefit from innovation that they largely fund. Patents owned by universities that receieve tax dollars should be patents owned by the people that truly paid for them. “Commercializing” so that only these big corporations benefit is just theft in so many degrees.” yup, ANYTHING developed from these ‘relationships’ should be available as public knowledge for ALL to use. no patent rights in any form.

Creo que no hemos llegado todavía a estos niveles de exigencia a las universidades, de momento el objetivo es comercializar tecnología algo que todavía está por ver. La existencia de un primer ‘pelotazo’ mal gestionado por parte de alguna universidad (en que la empresa se lleve la mayor parte del beneficio generado a partir de impuestos de los ciudadanos) puede dinamizar este proceso.
Está claro que las universidades (públicas) no pueden o no deberían ‘regalar’ la tecnología a coste cero porque estarían cometiendo una ilegalidad favoreciendo una empresa con el dinero público sin contrapartidas. Es más, si por encima de cierto valor de licitación de servicios hay que hacer publicidad y concurso público, por qué no se tiene que hacer para ceder una patente? Entiendo que el caso de la licencia es diferente, pero la cesión de una propiedad de la administración debería buscar al mejor postor, y en estos momentos se cede o licencia a la spin-off que la ha generado.

En todo caso no dudo que la tendencia marcada por esta respuesta al artículo llegará más pronto que tarde a nuestros países donde la TT está en desarrollo todavía.

Y hablando de ‘abrir’ patentes, si bien las universidades podrían hacer algo al respecto, son las empresas las que han decidido impulsar iniciativas de abrir las patentes como esta de Intel y otros para favorecer el desarrollo de WIMAX, o esta de openinventionnetwork para el software libre en la que participan la mayor parte de grandes empresas de IT.