2014025. Energía organizativa reactiva y la teoría Beta de Niels Pflaeging.

NielsEn este post de hace unos meses comentaba los paralelismos energéticos entre una granja y una organización, y decía que cuando ambas se gestionan mal la energía se destina a mantener barreras artificiales, ya sea a eliminar “malas hierbas” y abonando con fertilizante sintético o manteniendo la división informacional entre departamentos de una organización.

Hace poco descubrí a Niels Pflaeging y su propuesta de modelo Beta para organizar la complejidad de las organizaciones, y me resulta muy interesante. De hecho no está sólo, empezó trabajando en 2008 con la BetaCodex Network y por razones que desconozco él se ha erigido en la cara visible de esta organización-plataforma. Creo que tendrá en breve tanta repercusión como Alex Osterwalder y su Business Canvas Model, aunque puedo equivocarme. En este post hablo de la relación entre la pérdida de energía de las organizaciones que miran hacia arriba en vez de atender la tensión del mercado y la disipación por energía reactiva de los circuitos.
Continua llegint

Anuncis

2014014. Alimentación, energía y salvación. Lógicas distribuidas vs centralizadas.

Martin_LutherMás allá del software de Linux el movimiento Open Source se manifiesta en forma de acceso abierto a objetos tan variados como las publicaciones científicas, impresoras 3D autoreplicantes, un repositorio de máquinas para una nueva generación ecológica, o unos simples zapatos. Se trata de un movimiento en auge que todavía busca definir sus lógicas de negocio y que a menudo genera tensiones entre capital intelectual distribuido y capital intelectual centralizado. Los ejemplos que menciono más arriba pertenecen a sectores con un impacto económico relativo, pero cuando hablamos de sectores “serios” la batalla es mucho más cruenta y las estrategias desplegadas, más sofisticadas. Veamos tres casos de aplicación y dos estrategias diferentes: apropiarse de lo que desarrolla la comunidad o la naturaleza o implantar peajes de respaldo “just in case”:
Continua llegint

2014002. De los “forest garden” a las organizaciones de baja energía

a farm for the futureDebo haber visto unas 2o veces el tan fantástico como poco conocido documental “A Farm for the future”  (aquí en español) de la granjera @Rebecca Hosking. Me gusta la fotografía y el mensaje, y lo utilizo a menudo en mis charlas y clases sobre innovación. El pasaje donde explica cómo la combinación de diferentes plantas en forma de red para evitar que las vacas destrocen el pasto tiene mucho que ver con la cultura colaborativa, o cuando comenta que los campos -después de 10.000 años- no se deben arar introduciendo una innovación disruptiva son de lo más ilustrativo. Continua llegint

2010017. Un rayo de sol en venta, o a cuánto va el m2 de desierto?

Esta sugerente noticia de LV me invita a reflexionar en el blog y a compartir con vosotros mis pensamientos. Podéis encontrar también más información en el blog ISON21 con acceso a la fuente original.

El Sáhara, futura batería solar de Europa Empresas europeas crean la plataforma Desertec para llevar energía limpia del norte de África a los países de la UE  |  La iniciativa Desertec espera aportar a largo plazo el 15% de la energía consumida en Europa.

Algunas regiones han tenido la suerte o la desgracia, a lo largo de su historia, de contar con recurso físico valioso. Durante un tiempo fue (y es) el agua, después la madera y los bosques, la sal, los terrenos de cultivo generosos, el oro, el petróleo y otras materias primas. En general su utilización y explotación ha venido determinada por el resultado de una guerra física entre las partes interesadas, o en su modalidad de guerra económica en los últimos tiempos.

Todos deberíamos saber ya que se nos acaba el tiempo de la energía barata procedente de fuentes fósiles. Hemos actuado como nuevos ricos malgastándola durante 150 años y ahora nos toca reacomodar nuestra demanda al nuevo escenario. El hidrógeno en sus diferentes expresiones parece la solución lógica a largo plazo, y el interés en controlar las regiones petrolíferas se desplaza hacia las zonas de alta irradiación solar.

Qué tipo de control se puede ejercer sobre ellas? El desierto del Sahara, objeto de la noticia, se extiende por algunas de las regiones menos desarrolladas económicamente del globo que pueden recibir un impulso con este nuevo recurso físico. Teniendo en cuenta los antecedentes históricos, qué podemos esta vez esperar de las naciones “civilizadas”? Serán capaces de tener un recurso estratégico en un país cuyo espacio no pueden controlar para defender la instalación? O aprovecharán para implantar una base militar mixta de manera que todo el beneficio económico del “alquiler del terreno” lo dedique el país a incrementar el ejército?

El tiempo nos lo dirá, pero no estaría de más ir siguiendo el desarrollo de los acontecimientos…

2010002. La cooperativa francesa Enercoop se hace mayor

Hablaba hace unos meses en este post sobre generación de energía distribuida y proyectos en los que la ciudadanía se hace responsable de los recursos que genera y consume. Parece algo imposible en esta sociedad individualista (a pesar de los flash mob), pero como podéis ver en este video de gestión de recursos hídricos en la India no es nada nuevo.

Pues bien, la cooperativa francesa de generación y consumo de energía  Enercoop (http://www.enercoop.fr/) ha conseguido ya 5.000 suscriptores y ha llegado al break even. Enhorabuena. Ahora llega la etapa más difícil, seguir descentralizando hasta la escala local…

5 000 consommateurs et l’équilibre financier pour Enercoop !

2010 s’annonce au mieux pour l’énergie citoyenne : Enercoop a dépassé en ce début d’année le seuil des 5 000 consommateurs, lui permettant d’atteindre le point d’équilibre financier.

Cela constitue une réelle performance sur le marché difficile de la fourniture d’électricité, à l’heure où les principaux nouveaux acteurs accusent encore un déficit important. Une belle preuve, s’il en faut, de viabilité et de réussite du modèle coopératif appliqué à l’énergie !

A noter que les 5 000 consommateurs séduits par l’approche écologique et solidaire de la coopérative sont des consommateurs satisfaits ! Sur les 13 000 plaintes enregistrées en 2009 par le Médiateur de l’énergie, aucune ne concerne Enercoop.

Cette situation permet désormais à la coopérative  de passer à la phase suivante de son développement, à savoir la création de coopératives locales de production d’énergies renouvelables, de commercialisation de l’offre de fourniture et de services énergétiques.

La première d’entre elles, Enercoop Ardennes, a vu le jour l’année passée et produit d’ores et déjà de l’énergie photovoltaïque pour Enercoop. Elle sera rejointe d’ici la fin de l’année par Enercoop Rhône Alpes et Enercoop Nord Pas de Calais.

L’énergie citoyenne est en marche…

L’équipe Enercoop
contact@enercoop.fr
http://www.enercoop.fr
0811 093 099 (prix d’un appel local)

2009050. El sobrecoste de la comunicación

Las infraestructuras de comunicación que permiten la socialización son consustanciales al desarrollo de la especie humana, y también a muchas otras especies. Pensando en clave de sostenibilidad aparecen las primeras diferencias entre ambos colectivos ya que si bien ambos establecen redes o infraestructuras de comunicación, los humanos tenemos tendencia a mantenerlas mientras que las otras especies las  eliminan una vez utilizadas evitando así un derroche de energía innecesario o inaceptable para su supervivencia y la del entorno.

Las hormigas segregan las feromonas para establecer las rutas hacia la comida, feromonas que se evaporan cuando la densidad de paso disminuye; nosotros construimos caminos, senderos y carreteras y los llenamos de señales para orientarnos. Las aves y ballenas cuentan con su canto, cada uno adaptado a las distancias y radio de acción que recorren unas y otras; nosotros necesitamos tecnología para comunicarnos más allá de unos pocos metros.

Desarrollar elementos de comunicación no deja de ser un proceso asociado a la evolución de nuestra especie, para bien o para mal. El problema radica en que no hemos llegado todavía al grado de evolución que han conseguido otras especies y estos elementos de comunicación perduran en el tiempo, consumen energía innecesariamente o convierten recursos humanos en cautivos aunque no los utilicemos permanentemente.

En el caso de las señales de humo de los nativos americanos, o las torres de vigilancia de la frontera de castillos de la marca hispánica, o de la Costa Brava frente a los piratas, para establecer comunicación era necesario un elemento emisor discrecional y un elemento receptor permanente. Dado que el receptor tenía que replicar el mensaje hacia la torre siguiente se convertía a su vez en emisor, y una larga cadena de recursos humanos se hacía finalmente necesaria para mantener la comunicación.  El poney express recorría el oeste americano para llevar mensajes y mercancías, dejando a su paso una energía consumida en el proceso, unos cuantos muertos y una pequeña infraestructuras de fuerte en fuerte.

Llegó el telégrafo que acabó con los mensajes, y el ferrocarril que acabó con las mercancías, dejando ambos una infraestructura fija pero también un gasto energético en forma de electricidad que empezaba a despuntar.
La telefonía fija consumía primigenia consumía cuando se establecía comunicación, hasta que llegaron los nodos de distribución. La televisión, la radio, y tantos otros elementos que requieren electricidad tanto si se consume como si no, y finalmente el boom de la telefonía móvil -cada X días a cargar el móvil por si acaso- las redes sociales y el cloud computing. El mantenimiento de esta infraestructura comunicativa tiene un coste energético extraordinario, cuyo impacto va mucho más allá que el de la infraestructura física que lo hace posible, y que acostumbra a pasar desapercebido.

Y sin embargo, seguimos sin hablar con el vecino en el ascensor. La comunicación más natural, la que no requiere otra tecnología ni energía que no sea la educación, el civismo y cierto grado de empatía y sana curiosidad.

2009046. Regiones enegéticamente autosuficientes y la MAT

He estado leyendo un poco estos días sobre el proyecto de línea de Muy Alta Tensión (MAT) que como una cicatriz recorrerá de lado a lado algunas de las regiones objetivamente más bellas de Cataluña.

Escribía hace poco sobre cómo el centralismo de Barcelona tiende a situar las infraestructuras energéticas y de transporte lo más alejadas posible de esta ya metrópolis.  Nucleares y petroquímicas en Tarragona, y ahora esta líneas de 400kV atravesando el Empordà y otras comarcas de Cataluña, que también están recibiendo el impacto del tren de alta velocidad AVE.

El rechazo a la MAT ha originado un importante movimiento civil de oposición a ambos lados de la frontera que sigue muy de cerca el avance y alcance del proyecto. Los activos de la región son el paisaje y la calidad de vida, y el negocio proviene del turismo y algo de industria. El Empordà no será nunca un referente en I+D que pueda atraer talento internacional, y por lo tanto es lógico que defienda su economía ante el bisturí centralista. Este colectivo expone sus argumentos de manera clara y simple, el más potente de los cuales es que realmente el Empordà NO NECESITA 400kV, sino que simplemente es una autopista de transporte de energía que se suma a las del transporte por carretera y por tren que ya destrozan el territorio sin aportar contrapartidas claras como sería una mejora en la red de cercanías ferroviaria. Ya se intentó por otras puertas de los Pirineos pero la oposición fue más fuerte y no se pudo llevar a cabo.

Mucho me temo que con mayor o menor impacto y en más o menos tiempo la obra se finalizará si las protestas se limitan a los activos de paisaje. Sin embargo, se podría intentar canalizarla hacia la generación autosuficiente. Si se demostrase que el Empordà es capaz de generar la energía que consume quedaría claro que la MAT es simplemente un corredor para la compra venta de energía desde y hacia Francia enlazando con África, y como todo corredor deberá pagar un peaje tal vez en forma de línea soterrada.

Por qué no es Barclona la responsable de su energía? Por qué tienen que cargar algunas comarcas limítrofes con su basura y generar su energía? Qué parte de lo que genera Barcelona comp PIB retorna al resto de regiones de Cataluña? No es políticamente correcto, pero al igual que Cataluña se queja respecto de Madrid, podrían las comarcas más alejadas quejarse de Barcelona: que cada palo aguante su vela!

En el Empordà lo tendríán fácil para ser autosuficientes. Consumen poco a lo largo del año, y sólo se dispara en verano con el turismo. Podrían aportar su excedente de energía a la red durante el año canalizandolo hacia Barcelona, y en verano que es cuando el consumo se traslada a la costa compensar con la compra del excedente de Barcelona. Y cómo genera energía el Empordà? Tiene muchos recursos a mano; el primero, el viento, pero no es el único ni mucho menos. Un segundo elemento lo constituye el biogás, con plantas como la recientemente inaugurada en Vilademuls que son ideales para un entorno rural. El tercer elemento podría ser el sol, exigiendo los municipios a los promotores la instalación de huertas térmicas y solares hasta llegar al equilibrio en la generación. Y también como no nuevas ideas como los tejados energéticos del MIT o los “palos flexibles” del nuevo Centro de I+D en eólica de Figueres, sin olvidar las medidas para frenar el consumo.

Es difícil empezar por el tejado la autosuficiencia energética. Cada ciudadano debería ser responsable de su energía (mediante cultura o incentivos y penalizaciones) y cada comarca de la suya, reemplazando entonces el concepto de solidaridad interregional por una adecuación de la oferta y demanda o intercambio de energía/agua/recursos.