2014027. Tres alternativas tecnológicas ante el expolio del sistema sanitario

Finger reader MITLas empresas con una misión más “social” suelen quedar al margen de los desarrollos tecnológicos y de la investigación. Los costes y el desinterés del capital por estas empresas de rédito escaso dificultan la adopción de estos avances. Afortunadamente hay organizaciones y personas capaces de combinar el valor social con la aplicación de tecnología mediante la articulación de lógicas de negocio que permiten un acceso universal a los beneficios que esta conlleva. En este post anterior trabajamos el caso de Enabling the future con las prótesis de bajo coste (100€ contra 15.000€) y el diseño en abierto. Veamos ahora tres casos más: SocialDiabetes, el fármaco CD27 para la Malaria y el Chagas, y FingerReader:

Una app a cambio de tus datos para investigar – SocialDiabetes

Lo que sabe todo el mundo es que si estás enfermo de diabetes tienes que cuidar tu alimentación y pincharte de por vida por el tema del azúcar. Un proyecto que empezó como algo pequeño partiendo de una necesidad real y vital y que se ha convertido ya en una referencia de trabajo bien hecho y útil. Una app gratuita que es a la vez una herramienta personal, una comunidad para pacientes y médicos y un laboratorio de experiencias y datos.

El modelo en este caso es muy interesante. La comunidad científica necesita estudios a gran escala que son difíciles de conseguir. A las personas con diabetes necesitan herramientas que les permitan mantener a raya su enfermedad. Crear una plataforma asociada a la herramienta para recoger datos y compartir conocimiento es la solución ideal para mejorar la vida de las personas con diabetes mientras se recogen datos. Si no puedes pagar, la tienes gratis. Si quieres servicios premium, pagas 15€ al año y los tienes. Si en tu familia hay personas con diabetes o estás concienciado, puedes pagar para mantener la plataforma como otros pagamos Wikipedia simplemente porque mejoran nuestra vida y la de muchas otras personas, aunque sea sólo 15€ al año. + Información en esta entrevista al impulsor del proyecto.

Cuando no hay negocio: financiación pública para la malaria

El tercer caso es de reciente aparición en los medios. Un equipo de investigación de varias instituciones (UPC, CSIC, Universidad de Glasgow y con el apoyo de la fuente de luz sincrotrón ALBA) han desarrollado un fármaco para combatir la malariay el Chagas. La nota de prensa destaca que el fármaco está libre de patente para que cualquier empresa pueda comercializarlo en vez de tener que esperar 20 años a que caduque y se convierta en genérico.

En este caso concreto yo me planteo hasta qué punto puede un equipo de investigación renunciar en nombre de su universidad -con recursos escasos y a quien iría muy bien unos royalties-  y si no debe ser la universidad como propietaria de los resultados de la investigación quien decida sobre la explotación o cesión libre de licencias. Como ciudadano tendría que preguntar quién ha renunciado a estos ingresos, pero como defensor de la máxima “lo que pagamos entre todos debe ser de todos” mejor me callo. La triste realidad es que si esta cesión ha sido posible es porque ninguna empresa ni fondo de capital riesgo tiene interés en remedios “para países pobres”, lo dejan para la filantropía de Bill Gates. Un dilema, ciertamente.

Un dispositivo, múltiples aplicaciones y mercados – FingerReader

Es un dispositivo aparentemente simple que permite a las personas ciegas leer -o escuchar un lector artificial- de manera fácil y rápida.  Sus autores -estudiantes del MIT- aseguran en la literatura científica publicada haberlo comparado con otras tecnologías y que las supera en muchos aspectos. Tenéis más información en estas FAQ. El software está disponible en abierto, el diseño de momento no, por lo que parece están abrumados ante el éxito de la criatura. En todo caso es un prototipo que con algo de 3Dprint y electrónica básica se puede fabricar.

A nadie se le escapa que lo que sirve para personas con discapacidad también es útil para tomar de la estantería de la biblioteca un libro en cualquier lengua o grafía y que se vaya traduciendo sobre la marcha. Mucho más fácil que enfocar el móvil al libro para que la cámara lo escanee especialmente si no ves lo que haces. A estas alturas el MIT debería poner la tecnología en abierto (como lo hace con el softwase) o bien optar porque los ingresos de aplicaciones no relacionadas con la salud contribuyesen a financiar las de la salud. No estoy seguro de que lo haga y dudaba de incluir este caso, pero será una prueba de que organizaciones privadas empiezan a apostar por otros modelos compatibles e inclusivos. Será interesante también seguir cómo reacciona la ONCE (otro monopolio) ante esta tecnología. Os dejo el vídeo que encontráis en la web del MIT.

Conclusiones

El expolio continuo del sistema de salud pública con la excusa de pagar la deuda constitucionalmente aprobada deriva pacientes que a duras penas se lo pueden permitir a las mutuas de sanidad privada. Para convencernos sólo es necesario ver dónde invierte actualmente un fondo de capital riesgo como CVC (sede en Londres y Luxemburgo) comprando hospitales por doquier aquí y aquí transfiriendo su riesgo a las listas de espera.

Lo mismo ocurre con quien invierte en plataformas de extracción sin estudiar el riesgo sísmico o de degradación del entorno a sabiendas de que un gobierno le respalda o que minimiza el impacto con “hilillos de plastilina”. O de quien invierte en educación superior privada mientras por otro lado -con otras máscaras para disimular- detrae recursos de la educación pública para que los padres, preocupados por el futuro de sus hijos, opten por transferir a sus hijos e hijas al colegio privado entrando la pública en un bucle de realimentación negativa. El resultado siempre es que hay personas que se quedan fuera del sistema, sin cobertura.

Algunas instituciones o personas creemos que no es ético lucrarse -y esto es lo que hace un fondo de capital riesgo- con la salud de las personas o del planeta. Y estas personas lanzan humildes pero transformadoras iniciativas buscando modelos de negocio alternativos que garanticen que nadie se quede sin acceso básico a estos servicios. Son pocas todavía, es cierto, y no van a cambiar demasiado la codicia de algunos, pero es reconfortante saber que más allá de los tradicionales y ya veteranas Teixidors (mirad el vídeo de la home) o l’Olivera, siguen apareciendo iniciativas también en el ámbito de la innovación tecnológica.

____________________________________

Nota. Perdonad este post, pero estoy cansado de ver cómo nos chupan la sangre y los recursos mientras algunos y algunas se pegan la vida padre y madre con la connivencia de la administración que no puede hacer otra cosa que obedecer. Cansado de ver como cada año cuesta más llegar a final de mes dando a nuestros hijos lo que nosotros tuvimos con un sólo sueldo de nuestros padres. Energía, educación, alimentación, agua, salud, vivienda, a poco que analicemos descubriremos la estrategia para extraer recursos convirtiéndolos en capital directo a paraísos fiscales o a una fiscalidad ridícula.

Por cierto, otro día os cuento lo del sector inmobiliario y el caso de WikiHouse. Os dejo el vídeo.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s