2014006. Turismo Open Source. Micro caso de Barcelona

IntelGalileoPreparando una clase sobre modelos de negocio open le doy vueltas al concepto de empresa o negocio plataforma, aquella en que aprovechamos la iniciativa, creatividad y conocimiento de los consumidores-productores para que desarrollen nuevos productos y servicios sobre nuestra plataforma. Veremos ejemplos de plataformas open-open (de Bilbao, vaya), otras pseudo-open (rollo Chesbrough) y un pequeño ejercicio de  aplicación a la ciudad que espero interese a mis alumnos.

Modelo Open Open – Windows vs Linux, Intel vs Arduino

Tomemos como primer ejemplo el caso de Linux vs Windows. El bueno de Gates invierte millones en salarios, I+D y defensa de la propiedad intelectual para mantener su imperio con un producto que ofrece muy pocas variaciones y adaptación al cliente, algo así como el Ford T de la informática. En estas aparece el finlandés Torvalds con su disruptivo Linux, una plataforma que facilita y estimula el desarrollo de aplicaciones sobre la base de este sistema operativo. Miles de personas se autoorganizan para crear productos para el bien común, de uso libre y que se pueden personalizar uno a uno. Algunas empresas, pequeñas y grandes (RedHat es quizá la más conocida) adoptan el modelo y genera negocio sostenible sobre este vendiendo paquetes estables y soporte. Hablamos de open source en el sentido de código abierto.

Pero no sólo de software viven el hombre y la mujer así que hace poco años al open source le sucede el concepto de open hardware. Uno de los casos paradigmáticos es la plataforma Arduino sobre la que miles de usuarios diseñas y comparten aplicaciones HW y SW y hacen negocio siempre respetando la licencia CC. La comparación con Windows-Linux es evidente aunque los años no pasan en balde y en este caso Intel y Arduino ya cooperan con dispositivos como Galileo que permite la entrada de Intel-Goliath en el universo de la cultura Maker y IoT , lo mismo que hace Telefónica para no perder comba. Claro, estos dos proyectos no son tan atractivos como los diez que me hizo llegar @josepjc.

Modelo Open, pero no tanto

Las dos plataformas anteriores (y las 10 de regalo) eran open-open, de las de Creative Commons y personas convencidas de que compartir y cooperar es la mejor fórmula para asegurar el desarrollo humano. Existe una segunda modalidad en que la plataforma no es más que un canal de venta (o compra a bajo precio) de marca y producto. Veamos un caso menos tecnológico. Mattel. Invierte millones en salarios, protección de la IPR, licencias y marketing para vender su muñeca Barbie -sobre los 100 millones cada año, un 40% de todas las muñecas vendidas- todas iguales o casi siguiendo el modelo de Windows incluso en la cuota de mercado. Existe alguna empresa que apueste por la muñeca personalizada desarrollada por el usuario? Pues sí.

Makie.me es una plataforma de diseño y fabricación mediante impresión 3D de muñecas personalizadas sobre las que se gestan nuevos negocios. Como en el caso de la plataforma Arduino, las herramientas de desarrollo están integradas y son de usabilidad simple, existe una comunidad creciente de desarrolladoras (y algunos niños masculinos también). Lo que no deja muy claro la plataforma es si utilizan tus diseños para venderlos, o no, ni siquiera en las cláusulas de IPR. Quién está detrás de esta plataforma? Al parecer encontramos a la empresa 3dsystems creando mercado para uno de sus productos estrella, cubify, la Apple de la impresión 3D. Directa o indirectamente en estas plataformas pseudo-open no se busca tanto el compartir como el hacer negocio, adelante con lo open mientras sea bueno para el bolsillo.

Modelo hipotético “Barcelona Open Tourism”

Software, hardware, juguetes… podemos decir algo de los servicios de ciudad en esta época de smart cities? También! Pensemos por un momento en mi querida ciudad de Barcelona. Tradicionalmente los servicios turísticos han estado gestionados por touroperadores que negociaban paquetes cerrados con visitas a la sagrada familia, barrio gótico y Parc Güell y de vuelta al crucero o al avión. Cadenas de hoteles, rutas de bus turístico oficial y alianzas con restaurantes y espectáculos completaban el oligopolio Windowslike.

No sería más interesante para la economía de la ciudad romper este modelo y abrirlo a la participación ciudadana? Y si la ciudad fuese la verdadera plataforma y las personas que viven en ella las desarrolladoras de apps-paquetes turísticas en forma de ruta personalizada real?  Hablamos hace un tiempo de los niños como debuggers del sistema operativo de ciudad. No podríamos aplicar un modelo parecido al turismo? No aparecerían iniciativas individuales de micronegocio a partir de la creatividad y el  conocimiento local? Una plataforma donde conseguir un guía local no profesional y que nos lleva a visitar la Barcelona oculta y “peligrosa” de día y de noche; otra plataforma donde conseguir alojamiento en casa del ciudadano medio, y tal vez otra red para compartir vehículos locales, todas ellas en el limbo de la jurisprudencia , de momento.

Frente a estos cambios vertiginosos hay dos posturas. Una podría ser que el Ajuntament de Barcelona impulsase una plataforma única y abierta con todos estos servicios colaborativos. La base ya la tiene en esta web, sólo falta añadir herramientas de desarrollo para nuevos negocios y una norma clara. La segunda postura es la adoptada por algunas personas y empresas que todavía piensan que la solución pasa por denunciar y cerrar plataformas como blablacar (reflexiones de Julen Iturbe) en vez de aprovecharlas para vender billetes con ofertas de última hora cuando sus autobuses parten con plazas vacías.

_______________________

P.S. No encaja en este post, pero no puedo resistirme a mencionar http://www.robotappstore.com/. Apps para robots, no sabes qué es todavía? Demasiado cerrado estás…

Advertisements

2 thoughts on “2014006. Turismo Open Source. Micro caso de Barcelona

  1. Hola Julen, por ahí van los tiros. La administración local juega dos papeles. El formal (recauda, sanciona, regula) y el informal (promoción económica, acción social, cultura, educación en algunos casos…). Para el primero los organismos oficiales, registros y burocracia. Para el segundo (al menos en BCN) se crean institutos y agencias públicas más ágiles y “modernas”. El primer es modo Windows. El segundo tendría que ser modo Linux o Arduino, y ahí es donde entra esta reflexión. En BCN estamos en ello, el modelo de red abierta de fablab impulsado por el ayuntamiento del que hemos hablado en otras ocasiones se está introduciendo en otras áreas, aunque topa todavía con algunos núcleos de resistencia .

    http://w110.bcn.cat/portal/site/HabitatUrba/menuitem.7014095af2202d613d303d30a2ef8a0c/?vgnextoid=450e6996d2704410VgnVCM1000001947900aRCRD&vgnextchannel=450e6996d2704410VgnVCM1000001947900aRCRD&lang=ca_ES

  2. Tocas hueso, Pere. Porque te topas con el poder público, algo que debería estar a nuestro servicio pero que hace ya mucho tiempo se perdió en otras historias. Controlar. Si no pueden controlar lo que surge se ponen muy nerviosos. Abrir y convertir la ciudad en plataforma es darle la vuelta al negocio. Y me temo que no, todavía no están preparados. Pero bueno es que lo vayamos diciendo para que sepan que estas cosas podrían pasar…

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s