2008016. Starlab – Centros de Investigación con ánimo de lucro

Seguimos identificando actores del escenario de la TT.

Cuando una persona se desvía de los caminos trazados por la administración tiene serios problemas para llevar a cabo iniciativas innovadoras pero el tiempo les acaba dando la razón, y a veces es una cuestión de denominación.

Esto es lo que ha pasado con dos organizaciones como son  STARLAB y CRIC (Centro Recerca i Investigació de Catalunya) . La figura jurídica por la que optaron estas dos entidades fue la de centro de investigación CON ánimo de lucro a diferencia de tantos otros que optaron por fundaciones, institutos,… con participación público-privada pero sin ánimo de lucro. Y no necesariamente renunciando a la investigación básica como veremos:

Este post lo centro en Starlab y en otro hablaremos de CRIC. La historia de Starlab venía de lejos como podéis leer en wikipedia, y también en este interesante post de Juan Freire hábilmente comentado por Ramon Sangüesa fantásticamente crítico el el mismo post de Juan Freire y con el que comparto mucho de lo que se decía por allá en el 2006.

Starlab NV/SA was a multidisciplinary, blue sky research institute established to serve as an incubator for long-term and basic research in the spirit of Bell Labs, Xerox PARC, Interval Research and MIT Media Lab. The laboratory’s open and cross-disciplinary culture has been oft-cited (see media coverage, below) as an innovative effort to foster creativity between researchers, intended as an original, if ambitious, dream to create a utopian environment for the pursuit of forward-thinking scientific research. Starlab’s primary headquarters were based in Brussels, Belgium from 1996-2001 – with a second base of operations, Starlab Barcelona – established in July 2000 and still active today in the Fabra Observatory atop the mountains outside Barcelona, Spain.

Los supervivientes del centro iniciado en Bruselas montaron la empresa y decidieron seguir la línea original focalizándose en ámbitos concretos y participando en diferentes proyectos europeos. Tras unos años de incertidumbre y relativo apoyo institucional (la excusa de la iniciativa privada con ánimo de lucro no sirve, otras empresas de mayores dimensiones recibieron mayores subvenciones para su I+D con dudoso resultado en indicadores de innovación)  tienen una plantilla de unas 30 personas, han creado una red de colaboradores, tienen su departamento de TT propio, y creo que un presente y futuro prometedor. Esta es su misión y visión:

Starlab’s vision is to make science more useful, alive, vibrant and faster, with a positive real impact on society. We believe that while good science is being produced by institutions, there is a niche in the market for an inter-disciplinary team with scientific excellence, business discipline and entrepreneurship.

Starlab’s mission is to increase and accelerate the positive impact of science on society. We achieve this first by firstidentifying social needs and the market opportunities they create. Then we turn to science and engineering to provide technical solutions, products and services for governments, industry and downstream markets.

Tengo la suerte de conocer a Ana Maiques y a otras personas del equipo que han estado a bordo del proyecto desde sus inicios, y quiere este post ser un reconocimiento a su valor y perseverancia. Acostumbrado a la parálisis de algunos (y insisto, algunos) centros de investigación y desarrollo tecnológico que acuden llorando a la administración para conseguir más recursos sin objetivos claros, estos son casos en los que la iniciativa privada demuestra que la paciencia, perseverancia y visión de futuro son valores a reconocer y apoyar.

No puedo terminar este post con una frase del comentario de Ramon Sangüesa (yo llego tarde, por eso parafraseo tanto, pero es un placer):

Donde difícilmente se entiende este modelo organizativo de la I+D es en los centros de transferencia de tecnología de las universidades, en la mayoría de grupos de investigación (alejados de todo lo que no sean más “papers”), y en nuestros inefables burócratas de la administración que sólo han llegado a la fase Ontiveros: hay que meter TIC en todas partes, hay que crear “clústers” de investigación (Planes Consolider) y hay que “acercar la universidad a la empresa con grandes proyectos” (Avanza, CENITs). Mejor que nada, pero básicamente un modelo de los años ¿50?¿60?¿70?¿80?… no más reciente.

Por parte universitaria no hay ni incentivo ni presión por colaborar con las empresas en el ritmo de innovación y por parte de la Administración difícilmente (a) entienden o (b) aceptan ninguna visión en la que perciban que (a) no lideran y (b) no “controlan” su orientación, crecimiento y evolución.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s